Muchas veces, como padres, es muy difícil determinar cuál de los comportamientos de nuestros hijos debe ser atendidos por nosotros y qué comportamientos son solo niños siendo niños. ¿A cuál comportamiento debería prestar atención y cuál debería ignorar? A menudo parece que nuestros niños se vuelven más necesitados cuando estamos ocupados o participando en otras actividades. Por ejemplo, después de un largo día de trabajo, lo único que quiere hacer es poder relajarse, pero tiene a su hijo detrás de usted conversando, haciendo preguntas e interrumpiendo su tiempo de descanso. Es muy normal sentirse molesto por estos comportamientos y querer decirle a su hijo que le dé espacio; sin embargo, si puede detenerse y dar un paso atrás, notará que lo único que quiere su hijo es su tiempo y atención.

Sentirse visto y oído es muy importante para desarrollar relaciones saludables. Todos necesitan atención para sentirse importantes a los que los rodean. Los niños no son diferentes. Los niños son muy motivados por la atención y,no importa si esta atención es positiva o negativa, ¡cualquier tipo de atención es mejor que ser ignorado!

Entonces, ¿qué puedes hacer cuando tu hijo quiere atención?

¡Dásela!

Aquí hay 4 formas en que puede darle a su hijo atención positiva y obtener comportamientos positivos a cambio:

Tiempo cara a cara:

En el momento en que vea a sus hijos después de no verlos por un tiempo (podría ser cuando regrese del trabajo, a primera hora de la mañana o después de la siesta) haga un momento para sonreírles, abrazarlos, preguntarles sobre su día o cómo durmieron, e interesese por lo que comparten. Esto no tiene que llevar mucho tiempo. Un par de minutos de interés es suficiente para fomentar un sentido de importancia en su hijo.

Juege:

El juego es el idioma en que los niños se comunican. Deje que lo dirijan y lo guíen en el juego. Los niños no tienen muchas oportunidades de tomar decisiones en su vida y, a menudo, carecen de control sobre lo que les ocurre a ellos o alrededor de ellos. Constantemente tienen que seguir instrucciones y escuchar a los adultos, pero si puede dedicar al menos 20 minutos al día a participar totalmente en el juego que ellos dirigen, les permitirá obtener un sentido de inclusión y control para construir su capacidad y autoestima. Solo recuerde que la calidad es mas importante que la cantidad. Usted estará construyendo recuerdos con su hijo que podran durar toda la vida.

Afecto:

Las investigaciónes muestran que el contacto físico es muy importante para construir conexiones cerebrales. Demuéstrele a su hijo que lo ama y que le importa con afecto físico. Pregúntales si les parece bien darles un abrazo, ¡y luego deles uno grande! Tal vez incluso haga un juego sobre quién puede dar el mejor abrazo de oso. Deles besos y digales, en cualquier oportunidad que tenga, lo que le gusta de ellos. Esto les ayudará a sentirse amados y ayudará a sentar las bases para relaciones sanas en el futuro.

Palabras amables:

Lo que les decimos a nuestros hijos es en lo que se convierten. Es crucial que seamos conscientes de nuestras palabras alrededor de nuestros hijos. Los niños interiorizan fácilmente y comienzan a creer todo lo que se les dice. ¿Constantemente señala lo que están haciendo mal? Pronto pensarán que no pueden hacer nada bien. ¿Constantemente señala cuánto son amados? Se sentirán importantes y seguros en su entorno. Lo mas que puedan noten qué están haciendo bien, cuánto esfuerzo están poniendo en algo y dígales lo orgullosos que están de ellos.

Cuando nos involucramos de manera positiva con nuestros hijos, sus comportamientos positivos crecen. Empiezan a actuar más de la forma en que nos gustaría que lo hicieran porque sus necesidades emocionales estan satisfechas y no sienten una razón para actuar de una manera negativa. Obviamente, nadie es perfecto, y algunas veces decimos cosas incorrectas, ¡pero está bien! Siempre habrá momentos difíciles, pero si puede ponerse una meta de participar en interacciones positivas con sus hijos todos los días, entonces su vida familiar mejorara.

Si necesita un poco más de asesoramiento o ayuda para comprender las conductas de su hijo y vive en Douglasville, Villa Rica, Mableton o Lithia Springs Georgia, entonces ponte en contacto conmigo para una consulta gratuita de 15 minutos en como puedo ayudarle!